BANNER W SAPP
BANNER CHESS
itp
paris
chiwas institucional
utp
Windstar 2
Windstar
jv
autopartes
Ferreteria las quintas
Medico Cirujano Dentista
itec
7leguas
comex coparmex
Don Rúben
 motel huizaches

EL CONSUMO DE SUSTANCIAS ADICTIVAS, UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA: CAPA

Por: Reportero | Fecha: 12/01/2018 15:40

Las adicciones en adolescentes, constituyen un problema de salud pública muy grave, ya que los riesgos y daños asociados pueden llegar a ser mortales, y aún más si a tempranas edades se ha detonado un consumo explosivo.
.

Lo anterior fue expuesto por la coordinadora del Centro de Atención Primaria a las Adicciones (CAPA) en esta ciudad, licenciad Leticia López quien explico que el rango de edad entre consumidores de drogas ha disminuido considerablemente, pues el inicio en el consumo está ahora entre los 9 y 10 años de edad.

Destacó que es preocupante y ocupante esta situación la cual considera como un problema de salud pública, toda vez que anteriormente se decía que el tabaco era la droga de inicio, pero ahora se están dando cuenta que están iniciando con el estupefaciente conocido como marihuana y de ahí se brincan o se siguen con el cristal.

En el tema del “cristal” explicó que lamentablemente el consumo de éste se encuentra aumentando radicalmente, muy fuerte, sin dejar a la par el consumo de alcohol y marihuana.

“La edad de inicio para el consumo de drogas es entre 9 y 10 años, lo cual nos muestra que en edades tan tempranas, en las que la maduración cerebral no ha concluido, las repercusiones son más graves y la potencialidad adictiva se multiplica, es decir, los adolescentes que consumen (experimentalmente y/o explosivamente), tienen mayor probabilidad de volverse dependientes a drogas, sobre aquellos que inician un consumo experimental en la etapa adulta.

Pero además, dijo que, el consumo de sustancias adictivas, debe de considerar un problema de salud pública, porque además de dañar la salud de quienes las consumen, afectan a sus familias y a las personas con las que conviven y a las comunidades a que pertenecen.

Por eso, el consumo de sustancias adictivas nos concierne a todos y no sólo a los directamente involucrados; es decir, las adicciones son un problema de salud pública, explicó la titular del CAPA en nuestra ciudad.

El consumo de una sustancia adictiva o droga altera la capacidad de actuar y decidir libre y responsablemente, por lo cual el daño que puede producirle a quien la consume depende de cómo afecte esa sustancia su salud y de las consecuencias emocionales y sociales que le provoque.

Cada individuo tiene una constitución genética diferente, por lo cual, la reacción a las diversas sustancias adictivas varía de una persona a otra, lo que sí se sabe es que, en muchos casos, basta con muy poca cantidad.

La entrevistada sostuvo que no existe una causa única que provoque el consumo de drogas y la adicción, más bien, añadió, es un problema muy complejo en el cual intervienen diversos factores, estrechamente ligados entre sí, éstos son de tipo personal, familiar y social, sin embargo, cada persona tiene la posibilidad y la responsabilidad de cuidar su salud no consumiendo sustancias nocivas.

Una parte del cuidado les corresponde a los padres, a la escuela y a la sociedad, aunque lo más importante del cuidado es responsabilidad propia, advirtió.

Sorprendentemente hay personas que aun sabiendo que tales sustancias hacen daño, creen no estar expuestas al riesgo de sufrir las consecuencias que representan para su salud física y mental, argumento la titular del CAPA quien agregó que es en base a lo anterior el que muchas de las personas adictas a una sustancia nociva comiencen a consumirlas durante la adolescencia.

Este riesgo se acrecienta por el hecho de que, en algunas de las actividades que realizan los adolescentes y en los lugares que frecuentan, hay en ocasiones otras personas de su edad o mayores que consumen drogas y que los pueden alentar o presionar para que inicien el uso de sustancias nocivas.

Otras veces, los adolescentes se inician como consumidores por curiosidad, por querer imitar a otras personas, para ser aceptados como miembros de un grupo, o bien como un desafío a sus mayores o a la sociedad.

En otros casos, el consumo puede estar asociado con la falta de estimación por uno mismo, la soledad, el abandono, el maltrato o la ausencia de comunicación en la familia.


http://www.elmonitorparral.com/img/notas/99215_b017f75242.jpg

PUBLICIDAD

ortopedia
monte de paral
ervilla
gif
don Ruben